Al tiempo que la gente se reconcomía, ella confesó a su hermanísima, por lo bajo:

-Aceite de cocina y para bebés. No veas la hinchazón. Y decía que se dio un resbalón. Engordan con la comida que no se han ganado. Hacen que me sienta débil; ni con el instructor de buceo, la comida francesa o la fotografía.

(PEBELTOR, Extracto del libro La frágil moral)

Campaña preventa, accede en el siguiente enlace:

https://www.lanzanos.com/distrito93/proyectos/la-fragil-moral/

Tu recuerdo ya se enreda a mi alrededor, léeme, adelante.  

Escribir un comentario

Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Más información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Cerrar