Más allá de los disimulados actos de soberbia, el desolador paisaje emocional, los tonos afligidos o el desespero de seres absolutamente perdidos y encontrados, la frialdad habitual rezumaba. El último cliente era analfabeto; solo pérdida y desazón, desaliento y nostalgia.

Una niña prostituta de la autopista de Medellín (Colombia), dejada por un rico como si le sobrase ese ángel azul de facciones casi perfectas. Un azul pálido por la mala alimentación, el trasnochar y la adicción a las drogas, raspando coca. Desde los once años alimentada a base de salchichas y pan.

Naomi puso bien alto Kurt Cobain, su canción más mítica (Smells Like Teen Spirit). Un Nirvana, incluido en el álbum Nevermind. Lo hizo desde el lado correcto de la geografía, su consulta, y esa loca paternidad postmoderna.

(PEBELTOR, Extracto del libro La frágil moral)

Campaña preventa, accede en el siguiente enlace:

https://www.lanzanos.com/distrito93/proyectos/la-fragil-moral/

¡Tú puta madre! ¡Compra ya el puto libro! Disfrutarás, ¡sí!

Escribir un comentario

Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Más información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Cerrar