Blog

21
Jun

Un simple espectador

¡Y pensar que con un sueño damos fin al pesar del corazón y a los mil naturales conflictos que constituyen la herencia de la carne! ¡He aquí un término devotamente apetecible! ¡Morir… dormir, tal vez soñar!

(Ser o no ser -Hamlet-, Shakespeare)

A tan larga tregua al infortunio, no hay duda: A las personas les gusta su violencia porque les hace sentirse bien, extrañamente.

14
Jun

Podemos atravesar paredes

Cuando se retrata un mundo pobre ¿dónde está el dinero?, ¿o la belleza? Es hora de tomarse el placer en serio. Será más fácil si le dices lo que quieren oír… a los extraños. No me refiero a aquello de “la mujer más barata al final te sale muy cara”. Sino que a todos nos gusta tener un nombre, una identidad, que nos recuerden por algo en concreto. Imaginen:

Le correspondió como mejor pudo. Venía de dar besos de manzanilla en no se sabe qué desesperaciones; ella no preguntaba, besaba. Y apenas le importó. Tenía muy claro que iba a ser la reina. La reina de los anhelos. La reina que supo adaptarse, escribió, mucho antes de llegar a ese palacio. Una experiencia tan real como la vida misma. Y la verdad es que un poco, también, miraba al cielo, no demasiado, quien besaba como tal; tenía ya, la mitad de la victoria. 

7
Jun

Newsletter de junio de 2018

Para poder ver la newsletter pinche en el siguiente enlace: Newsletter Junio 2018

7
Jun

Y hoy, de nuevo

Y hoy, de nuevo, creemos que luchamos por el bando bueno porque es lo que nos han hecho creer, o decidimos creer. ¿Qué extraña aversión o fobia siento? Igual, todo pensamiento crítico es necesario.

¿Alguna vez no han fantaseado con mirar una luz y evadirte a otro lugar, así, sin más? Durante mucho tiempo tu única distracción fueron las puestas de sol. Coincido con El Principito, uno se preocupa por todo: orden, público y contexto. Y toca vivir. Si uno escucha los márgenes de la luz se nota un picor del que no te puedes rascar. Ya se sabe: el oro es tan bueno como el que lo busca.

31
May

Para sueños imposibles

Adiós a demasiadas cosas, extraña… Adiós.

Toca convertir lo extraordinario en anodino, sí, toca.

Se finaliza aquí, sin más coloquios ni venidas cualquiera.

Mejor es nada que tenerlo todo y, no poder, ni saber disfrutarlo.

24
May

Por si me lo perdiese

Palabra que no puedo. Créeme que te di nombre. Sé que lo habrás hecho bien. Créeme, no ha habido forma. No me acostumbro. Son muchos pueblos, dispersos; y no se sabe por qué me coinciden los días. Este año es poco propicio, es así.

Comprendo mucho tu razón de ser. ¡No te olvido bailarina mía!, no te olvido. Dejaré que me empujes… Dos cosas antes: vuelve, ¿vale?, y huélela, es tuya. Te la mereces.

Te extraño pequeña. Hija, no te quedes a dormir fuera de casa por esto, no vuelvas a decirle que te di permiso; luego te recojo. Mamá te habrá visto, seguro que habrá abierto una rendija por entre las nubes: luce su sol extraño.

Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Más información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Cerrar